Beca Cultura Resident Chile- Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana


ALHUE1. La minga2 del imaginario natural en base a reconstrucciones del territorio y experiencias artísticas con la comunidad chilota, su entorno y la vida local.

1 Alhue: Es el alma o el fantasma de un difunto.  2 Minga: Trabajo comunitario gratuito y de ayuda mutua.  

+info:



La conformación territorial del archipiélago de Chiloé, es parte de un universo cultural con características particulares. Su aislamiento donde se desenvolvió la sociedad chilota es un factor importante en la conservación de prácticas religiosas y lingüísticas del medioevo español, al mismo tiempo que se dio un intenso mestizaje e intercambio entre elementos culturales ibéricos e indígenas de la zona. 

En ese sentido, tanto la geografía como la peculiar historia del archipiélago durante el período colonial y la posterior incorporación al territorio chileno dieron origen a una cultura cuyas costumbres tradicionales poseen una identidad propia en relación a las del resto de Chile, como núcleo social. Hablamos además, de la persistente colonialidad que afecta a la Naturaleza latinoamericana a través de sus mecanismos de poder. La misma, tanto como realidad biofísica (su flora, su fauna, sus habitantes humanos, la biodiversidad de sus ecosistemas) como su configuración territorial (la dinámica sociocultural que articula significativamente esos ecosistemas y paisajes) aparece “ante el pensamiento hegemónico global y ante las elites dominantes de la región como un espacio subalterno, que puede ser explotado, arrasado, reconfigurado, según las necesidades de los regímenes de acumulación vigentes” (Alinonda, 2011, p. 22). Desde esta perspectiva y poniendo en valor la decolonización de los saberes populares, estructura esencial en los nuevas formas de relacionarnos con América Latina y para ser parte de los saberes periféricos y etnográficos, planteamos los siguientes horizontes sobre los cuales desarrollaremos la propuesta. 

La residencia en la isla grande Chiloé, específicamente en la comuna de Queilen, se articuló poniendo en valor la relevancia de los saberes populares y la tradición oral, algunas referencias icónicas y sonoras del imaginario colectivo vinculadas a la identidad del lugar y la colaboración con algunos agentes culturales de la comunidad de la ciudad de Queilen. El proyecto cobra forma a través del material gráfico y toda la documentación de dibujos, vocablos y experiencias adicionales que hemos recopilado. Además, el archivo es parte esencial de la reconstrucción artística del imaginario colectivo. Y es en horizonte, desde el borde Europeo que el proyecto pretende reestructurar imaginarios naturales, a través de vocablos originarios de la isla, recuerdos, vivencias y la vegetación en peligro de extinción. 

Reconstruiremos la comunidad a través de mapas, historias personales, dibujos y fotografías que la comunidad hizo o nos enseñó sobre la naturaleza que les rodea. También los actos ancestrales los rituales de remembranza y rituales de transformación llegaron al proyecto ya no como redescubriendo interacciones de la comunidad con su pasado natural y su presente arraigado al patrimonio material e inmaterial de la isla, sino como experiencias personales. 

Creamos un proceso abierto de investigación con una participación activa de la comunidad en el territorio de la Isla Grande de Chiloé. La mayor parte del lenguaje empleado en Chiloé proviene de vocablos huilliches y chonos heredados y mantenidos desde tiempos inmemoriales. Percatandonos que el proceso de la modernidad ha borrado o modificado términos antropológicos y lingüísticos. 

Extraemos los “sonidos” del estado original huilliche, para construir otro glosario que generamos desde la experiencia. Hablaremos de nombres de distintas especies, que están en peligro de extinción. Y crearemos la visión de la naturaleza de Chiloé a través del visor fotográfico de la comunidad. 









0 comentarios:

Publicar un comentario